Artesanías

Cabe recordar que los tlaxcaltecas fueron los que llevaron la técnica de cantera a esta ciudad; sin duda alguna, no hay quien supere el asombroso trabajo de los canteros zacatecanos, cuya popularidad trasciende las fronteras de nuestro país.

Entre sus artesanías destacan los trabajos en plata, que es su principal producto minero. De hecho, a 20 minutos de la ciudad se encuentra la Ex Hacienda de Bermúdez de Plateros, en donde se imparten clases de esta sublime tradición, además de que en este lugar varios ex alumnos de la escuela han puesto sus talleres y tiendas de platería, donde pueden conseguirse precios muy económicos. Destaca, entre otros, el trabajo de Migdalia Rivera, artesana y diseñdora de sus propias piezas, quien, en el local 10, orgullosamente “firma” cada una de ellas, pues todas son exclusivas.

Además de la plata encontrarás otros productos de fina y delicada manufactura, como son floreros, jarras, ollas, sarapes, cortinas, cobijas y jorongos de lana, candeleros, muebles, marcos, alhajeros, sillas de montar, botas, fundas, cinturones, bolsas y artículos de piedras semipreciosas.

En Jerez la talabartería juega un papel significativo, ya que con productos del campo se han elaborado una rica gama de arreos que son parte fundamental de la charrería, en la que Zacatecas ha destacado a nivel nacional. Los principales productos que elaboran son desde una soga hasta las lujosas sillas de montar, sin menospreciar los trabajos de pita, que consiste en bordar la piel con una fibra textil que se extrae del maguey. Los sarapes de Villa García, cuya variedad de formas y diseños compiten con el resto de las artesanías, son fabricados por las manos mágicas de los zacatecanos.